Aerolínea LEVEL aterriza en Chile

Texto: Ricardo Delpiano (desdescl.com) / Fotografía: Simón Blaise
Como parte de la diversificación de la oferta aérea, el aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago recibió la noche de ayer a Level, la primera línea aérea de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés) de largo alcance en el mercado chileno. Filial de IAG, holding que administra también a Aer Lingus, British Airways, Iberia y Vueling, conecta desde este domingo 31 de marzo Barcelona – Santiago.
Santiago es el segundo destino de Level en Sudamérica, después de Buenos Aires (EZE). A su vez es la primera ULCC de larga distancia que opera en Chile. Hasta la fecha, el mercado chileno sólo había conocido iniciativas de compañías que ofrecían sólo tarifas bajas desde/hacia Europa, con España como destino, pero no un modelo efectivo del tipo LCC/ULCC. Tal es el caso de Air Madrid y Plus Ultra, ambas cuyos asuntos internos impidieron dar viabilidad al negocio y al establecimiento de una oferta constante.
Level ofrece por primera vez vuelos sin escalas entre Barcelona y Santiago, por lo que marca un punto de inflexión en la conectividad internacional de Chile. Hasta ahora, los pasajeros que buscaban viajar entre ambos puntos debían hacerlo mediante conexiones a través de hubs en Europa como Madrid, París (CDG), Ámsterdam o Roma, o bien por los centros de conexiones en la región como Bogotá, Buenos Aires (EZE), Lima o Sao Paulo (GRU). Inicialmente, son dos frecuencias semanales dispuestas por esta línea aérea que, a partir de julio, suma otras dos más. Los vuelos se realizan con Airbus A330-200 configurados para 314 pasajeros distribuidos en dos clases: Premium Economy y Economy Class. La capacidad inicial alcanza a las 1.256 plazas por semana que a mediados de año suben a 2.512 con el aumento de frecuencias.
La presencia de Level contribuye a reforzar la presencia LCC en el aeropuerto de Santiago que, a fecha de hoy, está representada principalmente por JetSMART y SKY. De acuerdo, con las proyecciones iniciales de Nuevo Pudahuel se espera que hacia 2025 al menos un 40% de los pasajeros del aeropuerto corresponda a viajeros de este tipo de líneas aéreas. Hacia 2030, se espera que entre un 25% – 30% de los pasajeros internacionales sea exclusivamente de LCC.
El crecimiento significativo del segmento LCC en Santiago, como en el resto del país, coloca mayor presión en el desarrollo y gestión de la infraestructura aeroportuaria de Chile, cuya planificación no considera a este modelo de negocios de líneas aéreas. Entre los desafíos más urgentes que se deben atender están los costos y uso de la infraestructura, la gestión eficiente de los procesos de pasajeros para asegurar tránsitos rápidos y sencillos, además de la accesibilidad a los terminales con el mejoramiento de la conectividad aeropuerto-ciudad.