Airbus y Lockheed Martin firman un acuerdo de venta para el A330 MRTT

Foto: Airbus

El programa KC-X de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) significó el inicio del programa por la búsqueda de un reemplazo para la considerable flota de aviones tanqueros KC-135 “Stratotanker”. La carrera por adjudicarse el contrato estaba entre Boeing con el KC-46 y Airbus con el A330MRTT. Hace 7 años se nombró al ganador el Boeing KC-46, una modificación al avión civil Boeing 767. sin embargo una serie de retrasos en los plazos de entrega (sin ninguna entrega al momento) han generado incertidumbre en el desarrollo del programa a futuro. Sacando provecho de la situación, y con una inminente búsqueda de reemplazo para la flota restante de KC-135 y KC-10, Lockheed Martin y Airbus generan una alianza de venta para presentar nuevamente el Airbus A330MRTT en Estados Unidos.

Lockheed Martin y el fabricante europeo de aeronaves Airbus anunciaron que las dos compañías firmaron un memorando de acuerdo para “explorar oportunidades” que busquen satisfacer la “creciente demanda” de los clientes de defensa en Estados Unidos para ver incrementadas sus capacidades de reabastecimiento de combustible aéreo. Los nuevos socios planean ofrecer el avión de Transporte y Tanquero de Múltiples Roles –  A330 MRTT (por sus siglas en inglés) basado en Airbus A330 como alternativa al KC-46 de Boeing.

En el anuncio de prensa, las dos compañías dijeron que su acuerdo tiene como objetivo “abordar cualquier déficit de capacidad identificado y cumplir con los requisitos para la próxima generación de tanqueros capaces de operar en los entornos desafiantes del futuro espacio de batalla”. Esa próxima generación puede ser un reemplazo para los actuales 59 aviones cisterna KC-10 “Extender”  de la USAF, en alguna fecha futura no especificada.

El efecto inmediato es generar presión sobre Boeing. El fabricante de aeronaves con sede en Chicago ha tenido problemas para entregar el KC-46 en un contrato para reemplazar 179 tanqueros KC-135, aproximadamente la mitad de la flota existente de 400 de los aviones más antiguos. Según el Wall Street Journal, el Pentágono indicó que podría estar interesado en una mayor capacidad de reabastecimiento de combustible, de lo que el contrato de Boeing está listo para entregar.

La presidenta de la junta directiva de Lockheed y directora ejecutiva, Marillyn Hewson, dijo: “El reabastecimiento de combustible aéreo confiable y modernizado es una capacidad esencial para que nuestros clientes mantengan su alcance global y ventaja estratégica. Al combinar la innovación y la experiencia de Airbus y Lockheed Martin, estaremos bien posicionados para proporcionar a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos las soluciones avanzadas de reabastecimiento de combustible necesarias para enfrentar los desafíos de seguridad del siglo XXI”. El CEO de Airbus, Tom Enders, agregó: “La Fuerza Aérea de EE. UU. Merece la mejor tecnología de reabastecimiento de combustible aéreo y el mejor rendimiento disponible en el mercado y este gran equipo de la industria, Lockheed Martin y Airbus, ofrecerá exactamente eso.

Lockheed y Airbus suponen que una vez que Boeing entregue 179 cisternas nuevas, la flota restante de KC-135 será reemplazada junto con los 59 KC-10 aún operativos. Eso es casi 300 aviones tanqueros adicionales, y mientras Boeing continúa teniendo dificultades para entregar el KC-46, los nuevos socios tienen un competidor probado en el Airbus A330 MRTT que cuenta con una flota en servicio de 33 aviones en ocho Países y 60 pedidos en espera.