Aumenta la tensión entre Estados Unidos e Irán

Fotografía: USAF/ William Rio Rosado

El pasado 3 de enero la Fuerza Aérea de Estados Unidos realizaba un ataque sorpresa contra un convoy de vehículos que abandonaba el aeropuerto de Baghdad, el ataque fue efectuado por un UCAV MQ-9 Reaper, acabando con la vida de Qasem Soleiman, Comandante de la Fuerza Quds de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní que iba a bordo de uno de los carros. Este ataque aumentó aún más la tensión entre Estados Unidos e Irán, la cual viene escalando en la última década

Los misiles Hellfire R9X fueron disparados desde un MQ-9 Reaper contra el General Qasem Soleiman, justificados  por el gobierno de los Estados Unidos al indicar que existáa sólida evidencia de que el lider de las Quds se encontraba tras los planes para atacar a diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y el resto de medio oriente.

Estados Unidos también acusó a Irán de ser el responsable de diversos ataques que acabaron con la vida de cientos de estadounidenses en la región, acusando específicamente a Soleiman de ser gestor intelectual de estas agresiones realizadas por grupos paramilitares. Una de estas ofensivas contra instalaciones estadounidenses, terminaron con la vida de un contratista civil de nacionalidad homónima, junto al ataque contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad.

El Gobierno del Presidente Donald J. Trump indicó que el ataque contra el lider militar fue realizado con la objetivo de disuadir futuros planes iraníes contra intereses o personal estadounidense en la región. Durante el ataque también se dio muerte a Abu Mahdi al Muhandis, líder del grupo Kata’ib Hezbollah, autor -según la inteligencia estadounidense- de ataques contra fuerzas de la coalición en suelo iraquí.

Soleiman fue una figura muy cercana al Ayatolah Khamenei, comandante de los Quds, fuerza encargada de las operaciones en el extranjero de Irán, apoyando y formando milicias en medio oriente. Es recordado como un veterano de la guerra entre Irán-Iraq, como también más recientemente en la  activa lucha contra el Daesh tanto en Iraq como en Siria. En este último país ayudó a Bashar al-Asad en el combate contra los rebeldes sirios, junto con brindar entrenamiento y armamento de todo tipo para legitimar en el poder al dictador sirio. Por su gran carrera militar se le valió el titulo de “Héroe de la nación Persa”

Durante los días posteriores al ataque estadounidense, diversos sitios indicaron el despliegue de diversas aeronaves de transporte C-17 y C-5M, junto a algunos tanquero KC-10 hacia Iraq, transportando tropas para reforzar la seguridad de las instalaciones.

Fotografía: USAF/ Eric Coffer

Este pasado 6 de enero, dos bombarderos B-52 despegaron desde la Base Aérea Barksdale con rumbo a la Base en el Océano Indico de Diego García, la que ha sido tradicionalmente utilizada por los Estados Unidos para realizar los bombardeos en Afganistán e Iraq. Según la información disponible al momento de publicar este articulo, serian seis los B-52 que finalmente han arribado en la isla. El despliegue esta vez en el archipiélago se puede explicar por la lejanía de la zona del golfo pérsico, quedando muy por detrás del alcance presumible de los misiles balísticos iraníes.

Durante la noche del 7 de enero, dos bases iraquies que albergan personal militar estadounidense fueron atacados por una docena de misiles balísticos lanzados desde Irán, medios de este país informaron que fueron lanzados alrededor de 20 misiles, de los cuales 17 alcanzaron las bases de Al-Assad e Irbil. Hasta ahora no se han reportado victimas fatales. algunos medios han indicado que el ataque fue realizado con misiles balísticos  Fateh-110 de corto alcance

la FAA posteriormente emitió tres NOTAM, prohibiendo los vuelos estadounidenses sobre el Golfo de Omán y Golfo Pérsico.

Actualización:

Medios iranies como la agencia de noticias Tasnim, indicaron que los misiles utilizados para atacar las bases de Al-Assad e Irbil, fueron los Fateh-313 y Quiam-1, los cuales poseen alcances de 500km y 750km respectivamente.

Planet Labs Inc./Middlebury Institute – Brumfiel, Geoff; Welna, David.

Hasta ahora tanto Estados Unidos, Iraq, Reino Unido y Canadá han informado que no hubo personal afectado por los ataques, algunas fuentes indicaron que al menos tres de los misiles lanzados contra la base de Irbil impactaron fuera del blanco, uno de estos habría impactado a 47km de Irbil y tan solo uno logro alcanzar la base. Mientras que al menos diez de los misiles lanzados contra la base Al-Assad habrían alcanzado cinco blancos, mientras que dos misiles al parecer Qiam-1 impactaron sin estallar a unos 30km de la base.

El gobierno de Estados Unidos indicó que los sistemas de alerta temprana lograron evitar bajas del personal que se encontraba en las bases al momento del ataque.