Entrada en servicio del KC-390 se posterga hasta 2019

Foto: Embraer

Las causas que han llevado a este retraso, se deben principalmente al incidente sufrido por la aeronave 001 en mayo pasado, que llevo a la firma a una perdida neta de unos US$17.7 millones

Con notorio deslizamiento a la perdida, el segunto trimestre de Embraer se vio empañado con toda claridad por el incidente sufrido por el prototipo del KC-390. Aun asi el fabricante brasileño continua sus trabajos de ensayos, que se han extendido hasta finales del año y comienzos del próximo, razón por la cual la Força Aérea Brasileira (FAB) ha dispuesto del tiempo para llevar a cabo las pruebas.

Las entregas posteriores no se verían afectadas según indica Embraer. Sin embargo los ensayos de vuelo daran origen a un gasto especial de alrededor de US$127 millones perjudicando directamente las ganancisa operativas de $ 178 millones declaradas el segundo trimestre de 2017.

Los ingresos disminuyeron un 29% a US$1,26 mil millones en menores entregas de aviones comerciales y ejecutivos, así como también revisiones basadas en costos relacionadas con el contrato de desarrollo KC-390.

Embraer sufrió una pérdida neta atribuible a los accionistas de $ 127 millones en el trimestre, cayendo al rojo después de una ganancia neta de $ 62 millones en el período correspondiente de 2017.

Excluyendo el cargo especial relacionado con el KC-390, Embraer habría informado una ganancia operativa ajustada de $ 110 millones y una ganancia neta ajustada de $ 6.1 millones.