H225M: Un felino capaz de todo

Daremos una breve mirada a la versión más avanzada de la familia de helicópteros Cougar, una plataforma polivalente prácticamente inigualable.

Si bien su diseño se remonta a la década de los sesenta cuando la francesa Aerospatiale concebía un fuerte helicóptero biturbina para satisfacer las necesidades de las fuerzas galas para el aumento de su capacidad de este tipo de aeronaves para sus misiones en Europa, África y el Medio Oriente. Como consecuencia de ello nace el SA 330 Puma que un par de décadas después se convirtió en uno de los icónicos helicópteros militares del siglo XX, ocupando un importante papel en decenas de conflictos de la mano de casi medio centenar de usuarios tanto civiles como militares. Por lo que las modernizaciones a esta ventajosa plataforma no se dejaron esperar, y para la década de los setenta se dio origen a una versión denominada Super Puma (AS 332), que obtuvo un éxito similar en las exportaciones y ofreció mejoras sustantivas en el desarrollo de nuevos sistemas.

Aerospatiale, durante el Show Aéreo de París de 1975, presentó la nueva versión para reemplazar al Puma, destacando sus modificaciones, las que incluían nuevas turbinas Makila de Turbomeca (hoy Safran), un radomo aerodinámico que le permitía alojar un radar meteorológico además de entregarle una mejor velocidad de crucero, un nuevo rotor con mejora de articulación y palas compuestas, junto a esto una nueva oferta de dos versiones de fuselaje, corto y largo, el primero casi idéntico al del Puma y el segundo visiblemente más grande,que le permitiría transportar mayor cantidad de pasajeros y carga.

Concepción

El 13 de septiembre de 1978 el Super Puma realizó su primer vuelo desde las instalaciones de Marignane, en la costera ciudad de Marsella, el que evidenció las mejoras de velocidad y ahorro de combustible, además de un vuelo más estable gracias a sus sistemas de corrección automático. De esta forma, se convirtió en una extraordinaria plataforma multimisión, siendo ampliamente utilizado en sus distintas versiones de búsqueda y rescate (SAR), transporte y lucha antisubmarina (ASW) en distintas misiones a nivel mundial, características que lo ayudaron a obtener una numerosa producción hasta comienzo de la década del 90 cuando fue rebautizado como AS532 Cougar para su circulación en el mercado, pero esta vez, bajo la marca de la naciente Eurocopter.

Así el Cougar fue rápidamente ubicado en los primeros puestos de confiabilidad de sus operadores gracias al prestigio de su predecesor. La nueva versión podía ser configurada para llevar puntos de anclaje externos para armamento, pudiendo desempeñarse desde entonces en misiones de lucha anti buque y anti submarina, en sus variantes navalizadas o realizar apoyo cercano si se equipaba con lanzadores de misiles no guiados y cañones, además de sistemas de autoprotección, convirtiéndolo rápidamente en una de las mejoras alternativas del mercado.

Para mediados de la década del noventa, el Ejército del Aire Francés buscaba mejorar las capacidades de su fuerza de helicópteros compuesta principalmente por helicópteros SA 330 Puma y AS 332 Super Puma en sus diferentes variantes, las ambiciones galas eran poder contar con un helicóptero mediano, pero de mayor alcance y tamaño.

Los trabajos de desarrollo comenzaron rápidamente por parte de Eurocopter donde se determinó realizar una mejora del diseño del Cougar que había sido rechazado en las pruebas del Ejército del Aire Francés entre 1996 y 1999. El nuevo helicóptero de Eurocopter seria designado EC 725 Super Cougar y seria basado en la versión de fuselaje largo del Cougar e integraría dos turbinas Turbomeca Makila 1 A4 con control FADEC de dos canales, un nuevo sistema rotor de cinco palas compuestas, un radar de búsqueda y cabina con panel completamente digital, con arquitectura modular que le permite ser equipado con cámara de visión nocturna o puntos de anclaje externos para armamento. Así el primer EC725 realizaría su primer vuelo en noviembre de 2000 en las instalaciones de Eurocopter (hoy Airbus Helicopters) en Marsella, luego a mediados de la década sería aceptado por las fuerzas francesas incorporando las primeras unidades para misiones SAR/CSAR.

H Force

Utilizando la herencia militar comprobada de helicópteros Puma y Super Puma, hoy Airbus Helicopters, bajo la marca de H Force, desarrolla helicópteros militares de alta performance basados en plataformas existentes. El H225M posee un fuselaje que ha sido reforzado con marcos estructurales principales y está equipado con un alto tren de aterrizaje de absorción de energía, junto con tanques de combustible resistentes a los impactos. La protección de la carlinga es proporcionada por asientos, mientras que la cabina se puede equipar con un blindaje en los pisos y paredes. Para una mayor seguridad en combate el H225M ha sido provisto con un sistema de alerta de radar para la detección de enganche de radares antiaéreos y misiles, además de portar dispensadores de chaff y flare. Los escapes de los motores pueden ser equipados con supresores infrarrojos, protección contra la arena y hielo, proporcionadas por el diseño de entrada y filtros instalables.

Táctico

El H225M puede ser equipado tanto para misiones de primera línea como para la entrega de apoyo logístico en espacios críticos, para ello puede llevar un par de ametralladoras de 7,62 mm en las góndolas laterales ubicadas entre la cabina y las puertas laterales, junto al sistema de cohetera de 19 tubos de 2,75 pulgadas en puntos duros externos.

Incluye un sistema de gestión de vuelo para misiones especiales en su aviónica junto a navegación por satélite GPS, un mapa digital en movimiento, localización personal, altavoz y un reflector entre otros elementos para uso de busqueda y rescate.

La gran capacidad de carga y el fácil acceso a la cabina del H225M, combinado con su alta velocidad de crucero, de largo alcance y agilidad en vuelo, hacen que sea el transporte táctico perfecto para las tropas y carga. Su amplia cabina y el rendimiento de carga pesada permiten al helicóptero transportar hasta 29 soldados en asientos de la cabina, o hasta 20 en los asientos montados en la pared de absorción de energía. Las operaciones se ven facilitadas por sus dos grandes puertas y ventanas correderas, que dejan las principales puertas de la cabina sin obstáculos.

Para las misiones de transporte de carga, el piso de la cabina de alta densidad de la H225M tiene capacidad para una carga interna considerable, mientras que la capacidad máxima de la honda carga externa es de 4.750 kg.

Las misiones de Búsqueda y rescate (SAR) requieren de un helicóptero, de alto rendimiento, rápido y capaz de funcionar en cualquier condición climática. El H225M puede lograr estas variables ofreciendo un rendimiento superior, además de una mejor resistencia, gama y seguridad. Capaz de despegar en menos de cinco minutos, seguido de alta velocidad de crucero, el H225M llega a la escena rápidamente, y está lista para un rápido retorno a la base cuando se haya completado la tarea. Sus bajos niveles de vibración proporcionan un entorno privilegiado para la tripulación y los pasajeros, lo que es importante para la concentración y preparación para las misiones, y paralelamente reduce la fatiga del fuselaje y de los equipos. El radio de acción de más de 300 millas náuticas es extensible por recarga de combustible, tanto en vuelo como en estacionario, entregando la autonomía necesaria en misiones de largo alcance o durante las operaciones de búsqueda y salvamento prolongadas.