Helicópteros del Pacifico: Experiencia en fumigación aérea

Foto: Cristobal Soto Pino

Con más 25 años de trayectoria, Helicópteros del Pacífico es una de las empresas de aviación más reconocidas en Chile, en lo que respecta a trabajos aéreos. Logro que destaca por su dedicación, profesionalismo y principalmente, por la seguridad de sus operaciones manifestada en un minucioso plan de instrucción que permite estar vigente para atender cada una de las misiones encomendadas.

 Extracto del texto original de Ricardo J. Delpiano / Fotos: Cristobal Soto Pino

“No importa la topografía, siempre se puede”, afirma Claudio Mora, gerente de Operaciones de Helicópteros del Pacífico, desde la base de instrucción que la empresa tiene la localidad de Olmué, en la Región de Valparaíso, al referirse a los lugares donde realizar una fumigación o cualquier trabajo aéreo. Recién llega a una de misión de instrucción en una zona compleja del país, en la que las altas montañas, quebradas y planos en medio, pueden sorprender a cualquier persona ajena al mundo de la aeronáutica.

El trabajo aéreo es una de las actividades más complejas y diversas de la industria. Las diferentes misiones suelen llevar a pilotos y aeronaves a situaciones de máxima tensión o complejidad pero necesarias para hacer posible la vida diaria de muchos o atender una contingencia. Comer una palta de calidad en cualquier casa de Chile, o disfrutarla en una buena cena en cualquier restaurante del mundo, es posible por ejemplo, gracias a la fumigación que empresas como Helicópteros del Pacífico hace en cada temporada.

Con una experiencia en la empresa de 18 años, habilitación en todo material de vuelo, combate de incendios forestales y trabajos agrícolas e instructor de vuelo, Mora se encuentra preparando a los pilotos que tendrán la misión de fumigar distintos terrenos agrícolas de Chile o combatiendo emergencias que puedan darse durante el verano. Para él la zona de Olmué es adecuada para preparar y mantener habilitadas a las tripulaciones de vuelo, en una instrucción que debe ser específica por la exigencia que requiere cada trabajo aéreo, como es el caso de las fumigaciones de predios agrícolas.

El vuelo de fumigación aérea es bajo nivel para asegurar que la mezcla sea efectiva y no se esparza fuera del campo por la acción del viento de la propia aeronave. Por la cercanía del terreno, los procedimientos de vuelo deben ser precisos y definidos con máximo cuidado. Como instructor, señala que la primera tarea que debe hacer el piloto es definir cuál es la mejor forma de hacer (fumigar) un campo. En ese trabajo se deben considerar distintas variables con el fin de mantener la seguridad de la operación todo momento.

“Cada experiencia es única y distinta”, cuenta. “En nuestros procedimientos, establecemos ciertos requisitos que debe tener el piloto para fumigar, como por ejemplo, un plano marcado para tener el detalle del escenario al cual se enfrenta y que después se comprueba in situ”. Ese es sin duda el primer paso antes de definir la operación. Posteriormente, viene todo el traslado del equipamiento que apoya al helicóptero.

Helicópteros del Pacífico tiene su propia logística que lleva prácticamente a cualquier lugar. El equipo de apoyo a la misión consta de un camión combustible, camionetas con el carro donde se prepara la mezcla de fumigación que es llevada mediante mangueras hasta el helicóptero, evitando así cualquier derrame innecesario al terreno. La seguridad y prolijidad es clave en todo momento. Como gerente de Operaciones, cuenta que muchos de los equipamientos fueron realizados por la propia empresa para atender misiones como el caso de los carros de mezclar diseñados para las forestales con el fin de cumplir la normativa ISO:14.001.

En Olmué, hay basados tres helicópteros implementados con equipos de fumigación. Durante los meses previo al verano, estos desempeñan funciones de fumigación de plantaciones de paltos de la zona. Por darse este árbol en las laderas delos cerros, este trabajo resulta ideal para mantener en constante entrenamiento y habilitadas al personal de vuelo de la compañía.

Para la instrucción se sigue paso a paso la normativa estipulada por la DGAC referida al trabajo aéreo. No obstante, asegura que como Helicópteros del Pacífico también han contribuido a fortalecer este proceso al presentar programas específicos. “Como Helicópteros del Pacífico, enviamos un programa adicional solicitando una instrucción con una cantidad de horas específicas a nuestros pilotos que es distinto a lo que establece el DAR01”, agrega Mora. “La autoridad aeronáutica está con las puertas para recibir nuevos proyectos”. Punto aparte –especifica-, es la instrucción específica asociada a las escuelas de vuelo que escapa al alcance de la compañía.

Durante los entrenamientos, la instrucción se orienta en dos focos: los procedimientos normales de vuelo y las maniobras que se deben ejecutar en los campos de trabajo. A esto, se agrega las tecnologías que desde enero 2017 son obligatorias en Chile, como por ejemplo el uso de GPS para las fumigaciones aéreas según determinan los Decretos Ley del Servicio de Salud. Para muchos, el entrenamiento es doble o incluso triple: los procedimientos y maniobras, más el uso de nuevas tecnologías.

Helicópteros del Pacífico es la empresa con mayor experiencia en fumigación aérea. Comenzó sus trabajos fumigando pinos para las empresas forestales y hoy, extiende sus trabajos en ese rubro a todo el sector agrícola, principalmente en la zona centro y sur de Chile. Su personal de vuelo está compuesto por pilotos chilenos como de otras nacionalidades, cuyo aporte considera fundamental para atender la alta demanda de trabajo. Para la empresa, contar con la experiencia profesional adicional es un aporte que no debe menospreciarse considerando que en Chile existen pocos pilotos dedicados en la fumigación.

“En Chile, todos los pilotos dedicados a estas labores están con trabajo”, sentencia el director de Operaciones, por lo mismo recibimos currículos de distintas nacionalidades. Si bien todos son bienvenidos, puntualiza que lo ideal es la acreditación de experiencia en la fumigación o en incendios forestales y en el material de vuelo de la empresa. “Hemos tenido la suerte de reclutar adecuadamente un personal que cumple con ese perfil tanto por la experiencia como piloto y con la relación con las personas”.

Para la instrucción, Helicópteros del Pacífico utiliza los mismos helicópteros de su flota. Si bien reconocen que lo ideal -y más económico- es usar material de vuelo pequeño, valoran que la instrucción se haga en su propia flota, ya que por un lado, obliga a mantenerla siempre operativa y por otro, permite entrenar tripulaciones en los mismos equipos en los cuales desempeñarán las futuras misiones.

Actualmente, la flota está compuesta por helicópteros Bell 205 UH-1H, Bell 206 Ranger y Bell 407, con capacidad de carga de hasta 1.350 kilos. No obstante, a través de sociedades estratégicas establecidas pensando en contingencias como los incendios forestales, la empresa está en condiciones de incorporar helicópteros del tipo Kamov y Chinook, con capacidad para levantar entre 5.000 kg. y 10.000 kg., respectivamente, además de incorporar el Súper Puma con una capacidad de carga de hasta 4.000 kg. Tanto el Kamov como el Súper Puma tienen sus certificaciones aprobadas en Chile, por lo que pueden incorporarse rápidamente al trabajo aéreo.

Helicópteros Del Pacifico se define como una empresa prestadora de servicios aéreos, mantenimiento de aeronaves y desarrollo de proyectos de ingeniería. Entre sus objetivos estar ser un operador de alta confiabilidad del mercado nacional e internacional, con una capacidad para satisfacer necesidades de sus clientes de manera segura y eficiente, dentro del cumplimiento de regulaciones aeronáuticas vigentes y con el compromiso de una mejora continúa de todos sus procesos.