Los “otros” pilotos chilenos que corren su propia carrera en el Dakar 2019

Fotografías: World / ASO / Charly López
  • Con siete helicópteros de última generación, la compañía nacional Ecocopter tendrá por décima vez la difícil misión de grabar y transmitir desde el aire el rally más importante del mundo a más de 190 países.
  • Adicionalmente, las aeronaves realizarán misiones de seguridad, el traslado del director de la carrera para supervisar el evento, apoyo en transporte de diferentes pasajeros, fotografía y logística.

Con 18 pilotos chilenos en ruta, y el primer lugar en la categoría SxS del piloto nacional Francisco “Chaleco” López se desarrolló el Rally Dakar 2019, carrera que se llevó a cabo entre el 7 al 17 de enero en Perú. Sumado a los equipos nacionales que se encuentran compitiendo, se agregan otros “pilotos” chilenos que corren su propia carrera, cumpliendo un rol fundamental en la logística del evento, no específicamente desde el árido suelo si no que más bien desde las alturas del cielo, convirtiéndose en un tremendo desafío.

Se trata de cinco helicópteros de la empresa Ecocopter y dos más de la empresa asociada Suma Air. Ecocopter es actualmente una de las principales compañías de operación de helicópteros en Latinoamérica y cuenta con 16 años de existencia, 10 en el Rally Dakar. Para su versión 2019 se dispuso de una tripulación compuesta por 21 personas, 13 de ellos pilotos, 7 mecánicos y 1 supervisor, tienen como misión la grabación y transmisión de toda la competencia, además de servir en misiones de seguridad, traslado del director de la carrera y el apoyo en transporte de diferentes pasajeros, fotografías y logística.

La flota de Airbus Helicopters AS 350 B3 / H125, avaluada en USD 21 millones y que tiene cinco años de antigüedad promedio, realizó su despegue desde Chile hacia Perú en los últimos días de diciembre pasado.

Los helicópteros de Ecocopter recorrerán 15.000 kilómetros aproximadamente cada uno, estarán en el aire más de 600 horas, filmarán alrededor de 250 horas de carrera y totalizarán 45 días de arduo trabajo, antes, durante y después de la carrera.

La presente edición de la competencia más peligrosa del mundo cuenta con 534 participantes registrados, lo que se traduce en 337 vehículos en carrera, quienes estarán repartidos 138 motos, 96 coches, 41 camiones, 33 UTV (Vehículos Utilitarios Todoterreno) y 29 quads.

Marcelo Rajchman, gerente general de Ecocopter, expresó que “estamos orgullosos de ser parte, una vez más, de la historia del rally más famoso del planeta. En esta décima edición en la que participamos, nuestras expertas tripulaciones han experimentado toda clase de condiciones climáticas y una serie de factores extremos que hacen que siempre la seguridad sea con los más altos estándares, dando los mejor de nosotros y representando a Chile con este aporte profesional desde el aire”.

La escuadra de helicópteros de Ecocopter tiene presupuestado el regreso a Santiago para el 21 de enero, una vez finalizado el rally.