Los últimos Tweet de América

Fotos: Cristobal Soto Pino y Cees-Jan van der Ende

Habiendo sido uno de los principales aliados de las fuerzas aéreas latinoamericanas para la formación de pilotos, los T-37 Tweet basados en Palanquero, son junto a los de Paquistán, los últimos en servicio activo en todo el mundo

La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) es por lejos una de las fuerza con mayor actividad del toda América Latina, su historial reciente de combate contra la insurgencia le han valido unos 50 años luchando contra narcoguerrilla y paramilitares, donde su fuerza ha significado la principal herramienta aliada de los gobiernos para llegar a una disminución de los enfrentamientos a focos aislados en estos días.

El entrenamiento de pilotos militares se realiza desde la Escuela de Aviación Militar Marco Fidel Suarez, en la base aérea con el mismo nombre en la ciudad de Cali, ahí durante cuatro años académicos y prácticos, los futuros pilotos militares realizan sus primeros vuelos en Cessna T-41 y CIAC T-90 Calima, este último de fabricación local, para luego hasta la Base Aérea German Olano y montar un T-37, el paso necesario para volar un caza de combate u otro avión de mayores dimensiones.

 Historia

A comienzos de la década del sesenta la FAC buscaba reemplazar a los Lockheed T-33 Shooting Star de manera progresiva con una plataforma de menor costo operativo, consiguiendo rápidamente la oferta de parte del gobierno estadounidense junto a Cessna por 15 aviones T-37C, para convertirse en uno mas de los usuarios del Tweet en America Latina, lo que se materializaría en 1968 con el arribo en dos lotes de los FAC 2100 al FAC 2114, en su mayoría con base permanente en Palanquero donde lucían su superficie de paneles metálicos desprovisto de pintura. Sin embargo, se enviarían algunas unidades a Apiay en Villavicencio, mientras el gobierno negociaba la adquisición de otras tres unidades adicionales que arribarían en Colombia en 1977, serian el FAC 2115, FAC 2116 y FAC 2117.

En la Base Aérea Apiay se crearía el Grupo Aéreo del Norte, hoy Comando Aéreo de Combate Nº3, lugar donde permanecieron los T-37C haciendo de plataforma transitoria para los Mirage M5 y Kfir desde la formación básica de vuelo que entonces se hacia en los Beechcraft T-34 Mentor de la Escuela de Aviación Militar. Los T-37 luego utilizarían el esquema de dos colores, blanco y azul, similar al de la academia de la USAF.

 Cambio de rumbo

En 2006 luego del desfile del 20 de julio, uno de los T-37C que retornaban a la base sufrió un accidente vinculado con un problema estructural que acabo con la vida de sus dos pilotos, el aparente desprendimiento de una de las alas fue la causa del accidente que obligo a la FAC a dejar en tierra a su flota de T-37C y T-37B.

Sin embargo la necesidad de continuar con los programas de transición a aviones mas grandes llevo a la FAC a recuperar cuatro T-37B (FAC 2116 – FAC 2120) y mas tarde se decidió la compra de 16 unidades que arribarían en Colombia en cuatro lotes entre 2008 y 2010.

Hoy

En una de las bases aéreas mas poderosas de Sudamérica, en la cercanía de Puerto Salgar, la Base Aérea Palanquero acoge a los últimos Cessna T-37 Tweet de toda América, el Escuadrón de Combate 116 Tango tiene en total operatividad 13 Tweet, los que congestionan las 24 horas la pista y conexiones de la base German Olano en la formación de futuros pilotos de guerra, los continuos despegues y aterrizajes de T-37 se intercalan con los IAI Kfir, Casa CN-235 y AC-47T Fantasma.

La unidad cuenta con alrededor de 24 pilotos por año, en proceso formativo que deben cumplir un proceso de 80 misiones para cumplir unas 130 horas totales en T-37 antes de ser promovido a otra unidad.

Al momento de realizar esta nota,  el Escuadrón 116 se encontraban con ocho pilotos, cinco hombres y dos mujeres, liderados por el Capitan Cristian “Alacran” Cañon Castro que venían de haber sido formados primariamente en T-41 y T-90, todos se encuentran cumpliendo las siete etapas necesarias para terminar satisfactoriamente su paso por la unidad: Curso de operaciones en tierra, pre-solo, transición /acrobacia, vuelo por instrumentos, vuelo nocturno, formación y vuelo de crucero.

 Futuro

Si bien los T-37 se desempeñan con una buena taza de disponibilidad de las unidades, la búsqueda para equipar el Escuadrón 116 con nuevas aeronaves es un proyecto que esta en las oficinas de adquisiciones de la FAC esperando el momento de comenzar una licitación formal. En el presente se estima en la unidad que dependiendo de la consecución de repuestos, en conjunto con la fatiga de la estructura, tengan una vida no mas allá de 10 años, para ello los principales fabricantes de aviones de entrenamiento jet han comenzado sus ofrecimientos y conversaciones, donde destacan el Aero Vodochody L-159T, Textron AirLand Scorpion, BAe Hawk 128 y Leonardo M346 Master, todos en distintas condiciones financieras y operativas, donde se establece que existiría la posibilidad de reemplazarlos junto a los A-37 Dragonfly, pudiendo darle un uso dual de entrenamiento y ataque para la FAC