Raytheon ha sido seleccionado por Boeing para diseñar, desarrollar, proporcionar y mantener nuevos radares AESA a la flota completa de bombarderos B-52, como parte de un programa de modernización de estos aviones. Con estas modernizaciones se espera que el B-52 se mantenga siempre listo para misiones hasta al menos el año 2050. Raytheon ha indicado que a partir del año 2014 está programado una producción inicial de baja tasa.

Con está modernización se mejorarán las capacidades para realizar misiones nucleares y convencionales, pudiendo detectar mas blancos simultáneamente, a mayor rango y de forma más precisa. Este nuevo radar que utilizaran los B-52, se basa en tecnologías AESA desarrolladas a partir de la familia de radares APG-79 / APG-82.