Tráfico de pasajeros en América Latina al borde de la suspensión total

Chad Slattery /Wolfe Air

Los vuelos desde y hacia la región por líneas aéreas locales y foráneas han sufrido la contracción más fuerte de la historia como consecuencia de la pandemia del coronavirus

Desde IATA, su Director General Alexandre de Juniac ha dado un oscuro análisis de lo que ocurre y se avizora en el corto plazo, en sus palabras la reducción de los ingresos de compañías en relación de las operaciones de pasajeros acumula uno 252 mil millones de dólares en 2020, más del doble de su estimación anterior del peor de los casos. Eso equivale a una caída del 44% en los ingresos de pasajeros desde 2019 y está impulsado por una reducción del 38% en el tráfico global, lo que se describe como la “crisis más profunda” que la industria haya enfrentado.

América Latina esta al igual que Norteamérica, Europa y Asia, en el ojo del huracán de las suspensiones de vuelos a raíz del brote del virus. Las principales líneas aéreas de Latinoamérica han anunciado recortes de vuelos y suspensiones temporales. Latam Airlines ha reducido sus vuelos hasta un 90% en el plano internacional, mientras que un 30% con posibilidad de aumento en operaciones domésticas. Aeroméxico por su parte informó que por primera vez dedicará parte de su flota que puso en tierra para transportar exclusivamente carga durante la contingencia sanitaria del Covid-19, a través de su filial Aeroméxico cargo, a fin de promover la continuidad de sus negocios, la mexicana ha debido reducir 17 rutas internacionales y bajará frecuencias en otras 23 a causa de las modificaciones derivadas del cierre de fronteras y restricciones en algunos países. Avianca por su parte suspenderá sus vuelos completamente a partir de hoy, con el cierre de operaciones aéreas en los cielos colombianos por mandato presidencial. Por otra parte Gol ha reducido su capacidad interna en Brasil en un 92% y su capacidad internacional en un 100% hasta principios de mayo, la brasileña  generalmente opera rutas a 79 destinos nacionales y 18 internacionales.

La tercera más grande de Brasil, Azul, dijo este martes que 7.500 empleados tomarán vacaciones sin goce de sueldo, más de la mitad de su fuerza laboral total mientras reducirá su operación en un 90% hasta el 30 de abril. La panameña Copa Airlines ha anunciado por su parte la cancelación de los vuelos internacionales entre el 22 de marzo y 21 de abril, en uno de los punto de conexión más importantes de América y fundamental para Centroamérica y el Caribe, que sirve a 80 destinos en 33 países.

El dinamismo que entorna la pandemia de origen asiático se ha caracterizado por un dinamismo sin precedentes, respecto a los efectos en la economía, especialmente a la industria del transporte de pasajeros. Las compañías buscan garantías para continuar sus operaciones con ayuda de los estados, el mejor ejemplo de aquello es la rápida acción del Gobierno de los Estados Unidos para el resctate financiero de la industria de las aerolineas.