USAF envía nuevamente bombarderos B-1B a la Península Coreana

Como parte de nuevos ejercicios bilaterales con las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y Japón, la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) envió nuevamente dos bombarderos estratégicos Rockwell B-1B Lancer el día de ayer.

Esto sirve como la primera misión para las tripulaciones y aeronaves recientemente desplegadas a la base aérea de Ellsworth, Dakota del Sur informó el PACAF. Los aviones fueron enviados a la Base Aérea Andersen, en Guam, asignados al 37th Expeditionary Bomb Squadron, para posteriormente volar rumbo a el espacio aéreo controlado por Japón, donde se les unieron a los bombarderos, aviones Mitsubishi F-2, hasta abandonar el espacio aéreo rumbo a Corea del Sur, donde nuevamente se les unieron aviones KF-16 de la Fuerza Aérea de la República de Corea (ROKAF), luego de los ejercicios los aviones realizaron nuevamente pasadas bajas, esta vez sobre Pilsung, para regresar finalmente a Guam.

Al igual que la vez anterior la misión tuvo una duración aproximada de 10 horas, donde se practicaron entrenamientos de intercepción, vuelos en formación, con la finalidad de mejorar las capacidades combinadas y las habilidades tácticas al tiempo que se fortalece las relaciones militares con Corea del Sur y Japón.

Cómo entrenamos es como luchamos y cuanto más interactuamos con nuestros aliados, mejor preparados estaremos para luchar esta noche”, dijo un piloto de uno de los bombarderos B-1B. “El B-1 es un bombardero de largo alcance que se adapta bien en el ámbito marítimo y puede satisfacer los desafíos únicos del Pacífico.”

Este tipos de misiones se vienen dando constantemente desde 2004, como una muestra del compromiso de Estados Unidos con la región Indo-Asia-Pacifico, misiones que se han cobrado mayor atención luego de las reiteradas pruebas balísticas y nucleares realizadas por el régimen de Pyongyang.

Fotografía: USAF