Armada de Estados Unidos inicia proceso de búsqueda de futuro entrenador

T-45A Goshawk durante operaciones en el portaaviones USS Abraham Lincoln. Fotografía: Suboficial de segunda clase James Evans, Armada de Estados Unidos.

La Armada de Estados Unidos (USN) ha comenzado un proceso de búsqueda de su futuro avión de entrenamiento, que reemplace a la actual plataforma de entrenamiento, el T-45 Goshawk. Para lo cual la USN publicó el pasado 14 de mayo una Solicitud de Información (RFI).

Esta búsqueda de un nuevo avión de entrenamiento de la USN se enmarca dentro del programa Undergraduate Jet Training System (UJTS), que busca comenzar el reemplazo de los aviones T-45 hacia el año 2028 o antes. Una de las condiciones del nuevo entrenador, es que este deberá ser una plataforma que se encuentre actualmente desarrollada, lo probablemente genere una nueva oportunidad para los participantes del programa T-X de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF), tales como el Boeing-Saab T-7A, Lockheed Martin/KAI T-50A y el Leonardo T-100.

Otra de las características es que el futuro avión no contará con la capacidad de realizar operaciones embarcadas tales como aterrizajes y despegues catapultados desde portaaviones, las operaciones en portaaviones se reducirán a practicas de toques y despegues.

El avión deberá ser capaz de volar 400 horas al año, realizar 1.200 practicas simuladas de aterrizaje en portaaviones, 45 toques y despegues al año en portaaviones. Los aviones deberán tener un techo máximo 45.000 pies, ser capaces de realizar 43.200 ciclos por año y ser capaces de alcanzar 600 nudos o más.

Con esta RFI la USN espera poder saber si las opciones disponibles actualmente pueden integrar el sistema Precision Landing Mode utilizado actualmente por los aviones F/A-18E/F Super Hornet, el avión también deberá estar equipado con un Automatic Ground Collision Avoidance System (AGCAS).

El T-45 Goshawk fue introducido en 1991 como avión de entrenamiento medio/avanzado para los pilotos de la Armada y el Cuerpo de Marines de Estados Unidos. Este avión fue desarrollado a partir del BAe System Hawk, reemplazando a los aviones T-2 Buckeye y TA-4 Skyhawk, actualmente algunos de estos aviones han cumplido 30 años operando.

T-45C operando desde el portaaviones USS Harry S. Truman. Fotografía: Justin R. Pacheco, Armada de Estados Unidos

En los últimos años los T-45 se han visto envuelto en varios incidentes en algunos de ellos fatales, producto de casos de hipoxia, provocando que la USN dejara temporalmente en tierra la flota de Goshawk. La USN esperaba haber reemplazado su flota de aviones T-45 hacia el año 2018, pero estos planes fueron cambiados a favor de la modernización de los aviones actuales, para extender su vida útil hasta el año 2042, programa que actualmente se encuentra en curso.