Boeing 777X, ¿Por qué pliega la punta de sus alas?

Boeing

Una característica especial del 777X es el mecanismo de plegado de la punta de sus alas,   donde comúnmente hoy van winglets, el bimotor más grande fabricado hasta hoy cuenta con este particular sistema con un propósito claro.

Boeing en sus planes para la nueva familia de “triple siete” requería de una gran envergadura, con el objetivo fundamental de seguir la senda del Dreamliner respecto a una nueva ingeniería en rendimiento de combustible y eficiencia operacional. Sin embargo, las envergaduras anchas imponen limitaciones; los reglamentos de aviación civil internacional que rigen las operaciones en aeropuertos han impuesto separaciones entre aeronaves en tierra, y objetos en calles de rodaje y puertas, donde las ambiciones de Boeing no conseguían no estaban consiguiendo compatibilizar según los prospectos.

Los códigos para aviones con diseño de envergaduras mayores de 52 m (170,6 pies) pero menores de 65 m (213,2 pies) se clasifican en el código E y las aeronaves con envergaduras de entre 65 m y 80 m como el 747-8 y el A380, están categorizados por separado bajo el código F. La envergadura completa de 71.6 m (235,5 pies) pondría a los 777X en el código F en lugar del código E, pero generaría un problema mayor al no poder utilizar la mismas puertas de los Super Jumbos, entonces eso requeriría hacer cambios en la infraestructura para aceptar a los 777X, algo remotamente posible por lo que la solución de Boeing fue determinante: las alas deben llevar un mecanismo de plegado para los 3.3 metros (11 pies) que sobrepasan los límites del código E.

Boeing

Terry Beezhold, líder de ingeniería del 777X indicó que “cuando estábamos mirando el diseño del ala, donde el tramo óptimo hubiera sido proporcionar mayor eficiencia con nuevos winglets, vimos que la respuesta correcta era aumentar el largo de la estructura y luego poner la punta del ala plegable para mantener la compatibilidad de la norma aeroportuaria, buscando siempre quedar dentro de los márgenes del código E, lo que significa un gran desafío, y lo hemos conseguido con un sistema fiable y sencillo”. Las puntas de las alas que se extienden y retraen. Una vez en tierra, estas secciones serán retraídas dejándolas en posición vertical, entonces el 777X tendrá los mismos 64.8 metros (212,9 pies) de envergadura como los modelos actuales. Usando un panel de control dedicado en la cubierta de vuelo de la tripulación, la maniobra de pliegue y despliegue se realizar de forma manual mediante un sistema mecánico de redundancia, robusto y simple donde es incluso posible regular el ángulo de la acción.

La empresa alemana Liebherr Aerospace es la encargada de proveer el mecanismo gracias a su larga trayectoria en el diseño de sistemas para controles de vuelo primarios. Cabe señalar que el sistema completo se fabrica en forma de paquete en St. Louis y se envía a Seattle.

Extracto del reportaje: Boeing 777X, Eficiencia en grandes dimensiones, de la edición Nº25 de Vortexx Magazine, La aviación en tus manos.