Boeing compensa a GOL luego de la crisis del 737 MAX

Boeing

El miércoles pasado el operador brasileño declaró haber recibido unos 500 millones de reales (86 millones de dólares) como primera compensatoria por la puesta en tierra de los 737 MAX.

La debacle ocasionada luego de los accidentes operacionales del 737 MAX, obligó a los clientes y futuros operadores a cesar los vuelo de las unidades que ya se encontraban trabajando y a la reestructuración de la flota de aerolíneas que confiaron, en esta aeronave, el futuro de sus vuelos regionales.

Como respuesta, Boeing asumió la responsabilidad de compensar las pérdidas resultantes de uno de los más fuertes golpes recibidos por la aeroespacial estadounidense. Gol Linhas Aéreas Inteligentes, ha sido uno de las más afectadas de latinoamérica y el monto de la indemnización ya es pública: $412 millones de dólares, equivalentes a unos 2400 millones de reales.

La aerolínea tuvo que aparcar los siete MAX 8 recibidos desde junio de 2018. Junto con la compensación en efectivo, el acuerdo de Gol y Boeing incluyó la cancelación del pedido por 34 aviones, con un total de 129 unidades proyectadas. Gol realizó su primer pedido por 60 el 737 MAX 8 en 2012 y agregó dos pedidos que aumentaron su recuento total a 99 unidades, a lo que se añade un pedido posterior por 30 Max 10.

En una actualización mensual de inversionistas este pasado miércoles, Gol dijo que tenía más de 10 meses de reservas de efectivo para enfrentar la crisis de Covid-19. La compañía ha aterrizado 120 aeronaves, todos Boeing 737NG y Max 8, equivalente al 92 por ciento de su flota.

Ahora operando el siete por ciento del año pasado, Gol dijo que espera que la tarifa aumente a un 12 por ciento para fines de mayo, con la reapertura de bases en los aeropuertos de Foz de Iguazú, Navegantes y Maringá, y el reinicio de un número limitado de vuelos desde el aeropuerto de Congonhas en São Paulo a los aeropuertos Santos Dumont y Galeão en Río de Janeiro.