Latam Airlines mantiene espera por solicitudes de asistencia a Brasil, Chile y Colombia

Como sería anunciado el viernes pasado, Latam Airlines informó mediante su CEO, Roberto Alvo, el despido de 1.400 trabajadores como consecuencia de la mayor crisis experimentada por la gigante latinoamericana.

La medida enmarcada en el ajuste financiero, que incluye la contracción de costos fijos e inversiones, ha obligado a la firma a tomar una de las más difíciles medidas, que es la desvinculación de empleados, con el propósito de mantener de la forma más estable posible, el turbulento viaje que experimenta la aerolínea derivado de la caída de más de un 95% de las operaciones aéreas por el coronavirus.

Si bien la compañía controlada por el grupo Cueto cuenta con fuertes miembros en la propiedad, como son Delta Airlines y Qatar Airways, que significan un gran respaldo financiero, se hace indispensable encontrar financiamiento gubernamental, ya que es importante señalar que tanto la estadounidense como la catarí, se encuentran en medio de una misma tormenta.

Para conseguir surcar de manera efectiva los efectos de la pandemia, según consigna el Diario Financiero, Latam Airlines ha presentado detalladamente la petición de apoyo económico a los gobiernos de Brasil, Chile y Colombia mediante un documento dirigido a la Bolsa de Valores de Santiago. Las solicitudes que ha realizado Latam, han ido en direcciones similares, en el  caso de Chile, la aerolínea a dicho que a pesar de las reuniones e intercambios de posturas, no existen avances que auguren un apoyo concreto.

En Brasil existe una estructuración ante un eventual financiamiento del sector con condiciones hasta ahora desconocidas en su totalidad, mientras que en Colombia las reuniones con el Presidente y ministros no han presentado tratativas para un posible programa de asistencia financiera, lo que mantiene al gobierno corporativo y accionistas de la compañía en una incertidumbre sostenida.